Seis tendencias que vienen en los seguros de salud
Seguros de salud

Seis tendencias que vienen en los seguros de salud

Pilar Maurell | Periodista

1. La consultora Capgemini, especializada en transformación digital, tecnología e ingeniería, apunta los nuevos retos de los seguros de salud en su informe “Tendencias de seguros 2022”. En el primer puesto sitúa la aceleración de la sanidad digital. Se trataría de ofrecer a los pacientes atención virtual y omnicanal, telesalud, telemedicina o de monitorización remota.

2. La atención personalizada y centrada en el paciente es otra de las grandes tendencias del futuro. Gracias a este modelo, se estima una mejora de los resultados clínicos y la salud general de la población a lo largo del 2022, según la consultora. Además, las intervenciones tienen en cuenta el historial completo del paciente, incluso los determinantes sociales de la salud.

3. Los datos sanitarios en tiempo real y el internet de las cosas médicas (IoMT) impulsan la agilidad en la gestión médica. La inteligencia artificial y el big data permiten la toma de decisiones en tiempo real y el análisis predictivo. Los datos optimizarán la planificación de los recursos, permitirán predecir los resultados de la enfermedad y detectarán riesgos de fraude.

4. Las grandes tecnológicas están apostando por el ecosistema sanitario. Se espera que este año aventajen al mercado de salud tradicional y proporcionen una experiencia al usuario mejor y más ágil. Pese a ello, los expertos prevén que estas compañías busquen alianzas con los proveedores tradicionales a la hora de gestionar las complejidades de los procesos sanitarios.

5. Transparencia y divulgación proactiva de los costes de los servicios sanitarios para poner a los consumidores y clientes en primer lugar. Esta tendencia, que ya vemos en 2022, impulsará el compromiso de los diferentes agentes y permitirá que los pacientes elijan la asistencia sanitaria y sean capaces de supervisar y dar su autorización de una forma más sencilla y automática.

6. El ecosistema sanitario intensificará las medidas para combatir los riesgos de privacidad y seguridad. Los mismos datos que se utilizan para innovar deben ser protegidos. Las compañías tienen que asegurar la privacidad y el uso ético de toda la información de los pacientes, para mitigar las pérdidas potenciales provocadas por las filtraciones de datos, según Capgemini.