G-20
FUNDACIÓN ESPRIU

La salud, en la agenda del G-20 para afrontar la recuperación post-Covid

Un grupo de expertos en salud y ciencias de la vida analizará los retos del futuro y elaborará recomendaciones para mejorar los sistemas sanitarios y el desarrollo de los profesionales.

En el actual contexto de pandemia, en el que los sistemas sanitarios se enfrentan a retos sin precedentes, sería difícil de entender que la presidencia de turno italiana del G-20, iniciada el pasado 1 de diciembre, no hubiera incluido la salud como una prioridad en la agenda de este organismo que reúne a las economías más importantes del mundo. 

Asumiendo el legado de Alemania, que en 2017 impulsó la primera Iniciativa de Salud en el seno del grupo Business 20, conocido como B-20, el pasado 22 de enero se constituyó el grupo de expertos en salud y ciencias de la vida. Entre ellos estará el Dr. Carlos Zarco, director general de la Fundación Espriu, en representación de la Organización Internacional de Cooperativas de Salud (IHCO), de la que también es presidente. 

Desde la crisis financiera del 2007, los jefes de estado y de gobierno del G-20 se han reunido anualmente para abordar los principales retos globales. En estas cumbres, se desarrolla un proceso de reuniones y debates sobre diferentes temas en los que también participan empresas y organismos internacionales, con el objetivo de elaborar recomendaciones de política económica que se transmiten a los gobiernos de los países participantes. Es el denominado B-20, cuya misión es dar soporte al G-20 a través de una representación consolidada de distintos intereses y sectores, proponiendo recomendaciones y estableciendo un diálogo entre lo público y lo privado.

El Grupo de los 20 es el foro de cooperación internacional que reúne a 19 países (Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Francia, Alemania, Italia, India, Indonesia, Japón, México, República de Corea, Rusia, Arabia Saudí, Sudáfrica, Turquía, Reino Unido y Estados Unidos), además de la Unión Europea como bloque económico. España, pese a estar dentro de las 20 mayores economías del mundo, no es miembro oficial del grupo, aunque participa habitualmente como invitado permanente. Sus miembros representan el 80% del PBI mundial, el 75% del comercio y el 60% de la población. La última cumbre del G-20 se celebró, de forma virtual, en Riad (Arabia Saudí). Del 21 al 22 de noviembre de 2020, los países miembros acordaron en sus reuniones aportar los fondos necesarios para financiar el acceso de los países más pobres a la vacuna contra el Covid-19.

La crisis del coronavirus está desencadenando un cambio de paradigma, en el que la salud es un obligado requisito para cualquier desarrollo de la sociedad, tanto desde el punto de vista social como económico. Por ello, el grupo de expertos en salud y ciencias de la vida del B-20 se propone analizar estos retos de futuro y contribuir a la recuperación post-Covid-19. 

Para ello, se debatirá cómo acelerar y apoyar el acceso a la innovación, y cómo transitar hacia una sanidad que aproveche al máximo las nuevas tecnologías para mejorar el acceso a la sanidad, la calidad y los resultados clínicos, optimizando a la vez el gasto sanitario.

Los expertos también presentarán recomendaciones para favorecer la sostenibilidad de los sistemas de salud y el desarrollo de los profesionales sanitarios. Otra de las prioridades del grupo de salud será diseñar nuevas fórmulas organizativas que fomenten la colaboración público-privada.