dieta mediterranea
Hipertensión

Las mejores dietas para la salud, la mediterránea y la DASH

Cada mes de enero, la US News & World Report publica una lista de las mejores dietas basándose en los criterios de un panel de expertos en salud que priman que sean fáciles de seguir, nutritivas, seguras, efectivas para perder peso y que protejan contra enfermedades como la diabetes o las del corazón. La dieta mediterránea es la que mejor puntuación ha obtenido en 2021 (como en los últimos cuatro años), en este índice avalado por la prestigiosa Universidad de Harvard. La segunda es la DASH, creada en los años noventa por los Institutos de Salud de Estados Unidos para ayudar en el abordaje dietético de la hipertensión.

El informe destaca que los habitantes de la zona del Mediterráneo viven más y son menos propensos que los americanos a sufrir cáncer o enfermedades del corazón. Los expertos reconocen que eso se debe a una vida activa, al control del peso y a una dieta baja en carnes rojas, azúcar y grasas saturadas, y alta en verduras y frutas. La dieta mediterránea ofrece muchos beneficios, incluida una mejor salud cardíaca y cerebral, y previene el cáncer y la diabetes, también enfermedades crónicas como la hipertensión. 

La segunda dieta escogida por el panel de expertos es la DASH, que responde a las siglas en inglés de “enfoques dietéticos para detener la hipertensión”. Es una dieta equilibrada que se basa en el consumo de frutas, verduras, granos integrales, proteínas magras, lácteos bajos en grasa, y alimentos ricos en los minerales calcio, potasio y magnesio, que favorecen el descenso de la presión sanguínea. La dieta recomienda especialmente controlar la cantidad de sal para cocinar y desaconseja los alimentos que tienen un contenido alto de grasas saturadas (como carnes grasas, lácteos enteros y aceites de coco y palma) y las bebidas y dulces azucarados. También recomienda la reducción del consumo de productos procesados o precocinados.

La dieta flexitariana es otra de las escogidas por los expertos. Se trataría de una dieta rica en frutas, verduras y proteínas de origen vegetal que permite consumir carne o pescado de forma ocasional.